En los últimos tiempos estamos asistiendo a la evolución vertiginosa del mercado del automóvil, motivada por la concienciación de la industria y del consumidor ante la necesidad de optar por tendencias menos contaminantes. A continuación analizamos algunos de los puntos más determinantes.

Crisis del modelo del vehículo propio en propiedad

Las costumbres de los conductores han dado un giro que, con toda probabilidad, renovará radicalmente las prácticas tradicionales y traerá un panorama totalmente novedoso en cuestión de pocos años que ya está afectando a las reparaciones de automóviles

Para los usuarios actuales, tener un coche en propiedad ha ido perdiendo importancia. Lo contrario ocurre con el carsharing y el alquiler de vehículos, que cada vez disfrutan de mayor aceptación. Junto a los clásicos contratos de leasing, son tendencias que exigen modificaciones en los planteamientos a medio plazo de un taller de reparaciones.

Evolución tecnológica

Así mismo hay que estar preparados para las novedades que ya son una realidad, como los vehículos eléctricos e híbridos y coches de conducción autónoma, que convertirán en algo usual durante los próximos diez años.

Incidencia del clima en las averías y daños

A estos fenómeno hay que unirle los análisis y previsiones de las compañías aseguradoras parecen confirmar, para el futuro próximo, una tendencia que ya se ha venido observando en los últimos años. Los datos apuntan a un incremento de los fenómenos meteorológicos extremos por causa, directa o indirecta, del cambio climático.

Eventos naturales como las olas de calor o las tormentas severas de granizo multiplican el riesgo de daños en los automóviles y afectan notablemente a la gestión de su reparación. Durante los próximos meses, numerosos siniestros de esa naturaleza pondrán a prueba la capacidad de aseguradoras y talleres para hacer frente a los daños masivos sufridos por los vehículos.

Vistos estos tres factores, a continuación abordamos algunas de las consecuencias lógicas derivadas de estos factores que afectan al mundo del automóvil y que requieren de la respuesta por parte de los servicios de reparaciones

1. Vehicle damage caused by weather agents

Daños en los vehículos provocados por el clima

La vulnerabilidad de los automóviles a ciertos sucesos meteorológicos es evidente. El granizo causa abolladuras y deformaciones en la carrocería que, además de suponer un deterioro estético y una pérdida de valor de mercado, pueden exponer la chapa a la corrosión cuando la pintura resulta afectada. Los rayos de sol y las temperaturas elevadas, por su parte, aceleran la degradación de dicha pintura y le hacen perder el brillo y el tono originales.

Ecological car repairs

Necesidad de reparaciones más ecológicas y eficientes S.M.A.R.T repairs .

El debate acerca de los efectos de la climatología ha ido unido a un cierto consenso ecológico. La necesidad de cuidar mejor el planeta parece indiscutible, y el sector de la reparación de automóviles ha de asumir seriamente ese desafío.

En los talleres tradicionales, los gases procedentes de la combustión de motores y las pinturas y disolventes empleados han planteado problemas en los que se trabaja y avanza con celeridad. Las cabinas de pintura ecológicas son una muestra de ello, y prácticas de reparación puramente artesanales, como la técnica PDR, no solo suponen un salto adelante en calidad y rapidez; también significan un ahorro de medios materiales y un trabajo de mínimo impacto sobre el medio ambiente.

repair areas and specific protocols

Creación de áreas y protocolos de reparación específicos

Entre los procesos de renovación de la industria automovilística durante las últimas décadas, el aluminio tiene un protagonismo particular. La obligación de reducir el peso (y por tanto, el consumo) de los vehículos, unida a la consolidación de nuevos estándares de seguridad y eficiencia, y la incorporación de baterías de los vehículos eléctricos, han llevado al empleo masivo de ese material en las carrocerías. La ligereza del aluminio frente al acero ha permitido fabricar coches más livianos y menos contaminantes, y su resistencia a la oxidación supone otra notable ventaja.

En los talleres de reparación, no obstante, el trabajo con este material debe realizarse de forma separada para evitar problemas de corrosión. Así es como se hace en los Express Repair Centers de Lever Touch.

Lever Touch and the new scenario

Lever Touch y el nuevo escenario de las reparaciones de vehículos

Todos los factores que hemos citado, desde las necesidades medioambientales hasta la preferencia de los consumidores, ganan importancia día a día y nos van introduciendo en un nuevo modelo que hasta hace poco parecía lejano. Afrontar exitosamente la nueva situación supone un reto estimulante para una compañía como Lever Touch, cuya filosofía se asienta en la innovación tecnológica unida al enfoque artesanal. Eso nos ha llevado a liderar las reparaciones de daños por granizo a nivel mundial, y nos sitúa en una buena posición seguir dando soluciones a la altura de las nuevas necesidades del sector automovilístico.