Varillas: la mejor arma para eliminar abolladuras en los vehículos

¿ Qué son las varillas?

Entre las diversas técnicas de reparación de abolladuras sin pintar denominadas PDR (Paintless Dent Repair), que ayudan a eliminar las abolladuras de los vehículos de la forma menos invasiva posible en el mercado, destaca sin duda la más rápida y respetuosa con el medio ambiente, que consiste en el uso de varillas de acero especiales para eliminar las abolladuras desde el interior de la carrocería de forma rápida, eficaz y económica.

levers, varillas, leve tirabolli (1)

El técnico varillero, es decir, la persona que realiza el trabajo de eliminar las abolladuras con varillas, nunca irá al lugar de reparación sin llevar el típico maletín de herramientas que lo distingue, que contiene principalmente varillas para eliminar abolladuras de diferentes tamaños.

Entre las demás herramientas presentes, se podrán encontrar también ventosas (a las que se añadirá cola caliente para retirar los bollos), martillos (con punta de plástico, para no dañar la chapa), trapo de microfibra, pulidor (para que la superficie esté siempre brillante, incluso después de la reparación), herramientas de desmontaje, protecciones para cristales, alcohol para retirar las ventosas después del uso, martillo de inercia, pistola caliente, baterías y cargador de baterías para las lámparas que acompañan el trabajo de retirada de los bollos.

En general, cada varilla está hecha de acero inoxidable y no se corroe fácilmente, es a prueba de óxido y es muy resistente.

¿Por qué se usan las varillas y por qué son de diferentes tamaños? 

levers, varillas, leve tirabolli (2)

Las varillas permiten al técnico acceder fácilmente al interior de las abolladuras. 

Todo lo que tiene que hacer después es aplicar una ligera presión de forma repetida, hasta que la abolladura desaparezca por completo. En definitiva, devolver la estructura molecular de la chapa a la situación anterior al impacto.

Un importante instrumento de apoyo en este contexto es la lámpara de detección de bollos, que permite encontrar todas las abolladuras en las superficies de un vehículo y facilitar el trabajo del varillero.

Las dimensiones difieren según el lugar de reparación. Si, por ejemplo, el daño está en el techo, la mejor varilla puede alcanzar hasta 2 metros. Por esta razón, existen varillas ajustables que pueden alcanzar este tamaño. 

No hay que olvidar que cada varilla tiene una punta redonda para no dañar la chapa.

6 ventajas de reparar las abolladuras con varillas

levers, varillas, leve tirabolli (4)

  1. Reparación en menos de 24 horas (del 20% a 50% menos que una reparación tradicional).
  2. El uso de masilla no es necesario: al ser 100% artesanal y no invasiva, no hay necesidad de usar otros productos de reparación. Sólo varillas.
  3. Reducción de costes.
  4. Eco-sostenibilidad: este tipo de reparación es totalmente ecológico, ya que no requiere el uso de productos dañinos para el medio ambiente.
  5. Mayor satisfacción del cliente: con reparaciones rápidas y no intrusivas, el cliente dejará la carrocería mucho más satisfecho que con una reparación tradicional. 
  6. Este tipo de reparación respeta las protecciones originales de fábrica, por lo que evita un deterioro de los valores residuales.

Al final de cada reparación, antes de la entrega, el vehículo estará sometido a un meticuloso control de calidad.

Entrevista con un técnico varillero: especialista en reparación de abolladuras 

Hemos hablado con uno de nuestros expertos en técnicas de PDR, Oscar Cerezo, que desde casi 10 años forma parte de nuestra empresa.

  • ¿Cuándo comenzaste a trabajar como técnico de PDR?

Empecé a los 17 años, en una de las fábricas de SEAT.

Me quedé mucho tiempo, y año tras año aprendí más y más, especialmente gracias a los cursos que tomé y que me permitieron aprender más rápidamente.

  • ¿Cuál ha sido la reparación más difícil hasta ahora?

En Alemania, en BMW. Estos son vehículos complicados.

Otra experiencia desafiante la tuve en México, trabajando en Cadillac.

  • Entre las técnicas de PDR, ¿cuál es la que más le gusta?

La que más me gusta es casi siempre la que consiste en el uso de varillas. Cuando no puedes, la alternativa es la ventosa, y eso pasa cuando la varilla no puede acceder a la superficie dañada.

La inducción se utiliza muy poco, cuando se trata de un gran bollo que ha modificado la superficie de la chapa.

  • ¿Cuál es el tamaño más grande de varillas que has usado hasta ahora?

Tuve que usarlo para reparar furgonetas de 3 metros de altura. Para reparar estos vehículos, tuvimos que usar andamios y varillas de unos 3 metros.

  • ¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

Todo. Viajas, conoces a mucha gente, ganas buen dinero. Es un buen trabajo.

Cuando reparo un coche, siento que he creado algo con mis propias manos. 

Te sientes valorado. Es un trabajo que me gusta mucho.

  • ¿Cuáles son las desventajas?

El tiempo fuera de casa. Si tienes una familia, es difícil.

Lever Touch Academy: cursos de varilleros remunerados en España

levers, varillas, leve tirabolli (5)

Convertirse en un verdadero experto en la técnica de PDR no es fácil. Se necesitan al menos 3 años para dominar la técnica.

En Lever Touch, ofrecemos cursos de varillero totalmente remunerados para entrenar y formar a los nuevos técnicos PDR en eliminación de abolladuras sin pintar. Nuestra Academia, presente en Italia y España, es el lugar donde crece el talento.

Además de la enseñanza de esta profesión, mantenemos constantemente informados a nuestros técnicos sobre cualquier novedad en el sector de la automoción.

Al final de nuestro curso, cada técnico recibirá un diploma que confirma la posibilidad de aplicar todos los conocimientos adquiridos en las reparaciones de nuestros clientes. A partir de ese momento, se movilizarán para asistir a nuestros clientes en toda Europa, dondequiera que lo necesiten.

Otras técnicas PDR para eliminar abolladuras, sin pintar

Hay técnicas adicionales para quitar los bollos de un vehículo sin necesidad de pintarlo. Por supuesto, también somos expertos de estas.

La técnica que implica el uso de adhesivos termofusibles , se utiliza para procesar aquellas superficies o daños que hacen imposible el utilizo de varillas.

Por último, la inducción magnética, una técnica extrema utilizada en caso de daños importantes. Mediante el uso de alta temperatura en el sitio afectado, la superficie recupera su rigidez original. Las ventajas son las mencionadas al principio: en particular, la rapidez en reparar el coche, la eco-sostenibilidad y la satisfacción del cliente.

Si deseas saber más sobre nuestros servicios de reparación de abolladuras con técnicas PDR, no dudes en contactarnos al 900 150 152.