Los eventos medioambientales, a la cabeza de las previsiones de riesgos para 2018

Home / General / Los eventos medioambientales, a la cabeza de las previsiones de riesgos para 2018

Los eventos medioambientales, a la cabeza de las previsiones de riesgos para 2018

En un post anterior recordábamos las previsiones que un informe de 2012, elaborado por Munich Re, había adelantado acerca del cambio climático y su incidencia en los fenómenos meteorológicos. Para entonces ya se había constatado un aumento progresivo, desde el año 80, de sucesos como inundaciones y tormentas, cuya creciente imprevisibilidad estaba obligando a las aseguradoras a prestarles una atención mayor.

Las cifras registradas en los años siguientes sobre daños originados por fenómenos de naturaleza ambiental, como el granizo, no han hecho sino confirmar las tendencias apuntadas por Munich Re. La contundencia de los datos ha llevado a que un documento de perspectivas genéricas como el Informe de riesgos globales para 2018, de Zurich, señale especialmente el incremento de los riesgos ambientales y coloque las alarmas en torno a ese factor para el año que comienza.

Los cinco riesgos de ese tipo recogidos por el informe (incluidos los fenómenos hidrometeorológicos, como tormentas e inundaciones) están por encima del promedio en cuanto a probabilidad e impacto. El documento dibuja un escenario en que se hace imperativo un pensamiento global por parte de las empresas, que comprenda las causas de los riesgos y sepa adelantarse a ellos.

Lo que dicen los números

No se trata de simples hipótesis: las estadísticas de 2017 sitúan a las catástrofes naturales como primera causa de las pérdidas de las aseguradoras. Datos aportados por Munich Re revelan que la acción devastadora de los huracanes Harvey, Irma y María ha originado una factura final a las compañías mayor que nunca hasta el momento. Las pérdidas totales, que incluyen las no aseguradas, ascienden a 330.000 millones de dólares para marcar la segunda mayor cantidad jamás registrada; solo los daños de un desastre de origen geológico, como el terremoto que sacudió Japón en 2011, superaron esa suma.

Frente al promedio de 605 fenómenos naturales catastróficos de relevancia, en 2017 fueron constatados 710, un aumento notable que reafirma la tendencia y alimenta las previsiones de mayor asiduidad de sucesos ambientales extremos para los años venideros.

EE.UU., un país particularmente castigado

Munich Re incide en el enorme peso de los EE. UU. en la estadística general: sus pérdidas supusieron un 50 % de total, superando el ya elevado promedio del 32 %. El trío de huracanes mencionado afectó de forma extraordinariamente dura a los estados de Texas y Florida, y las intensas tormentas primaverales, acompañadas de granizo, hicieron todavía más graves las pérdidas en territorio estadounidense.

Aerial view of the Hyundai Plant in Alabama (USA)

Vista aérea de la Planta Hyundai de Alabama (USA) Fotografía incluida en la exposición “Después del fin del mundo”

En Europa se registraron inusuales heladas en abril que perjudicaron a los agricultores, y el sur de Asia, en fin, sufrió los efectos de unas lluvias monzónicas que duraron en 2017 varias semanas más de lo normal.

Lever Touch frente a los crecientes riesgos ambientales

A la vista de los datos, parece razonable considerar un horizonte con más fenómenos meteorológicos extremos y altamente imprevisibles. Lever Touch, como empresa con perspectivas globales, ha preparado respuestas y soluciones eficaces para un 2018 que se presenta particularmente complicado:

Ofrecemos nuestra estructura internacional en Italia, España, Francia, Alemania, Argentina y USA, la experiencia de más de 24 años en el sector, la eficacia organizativa y capacidad técnica de Lever Touch a los fabricantes de vehículos y las compañías de seguros que necesiten un partner de garantías. Nuestra solvencia está acreditada en la gestión de siniestros causados por granizo, ventisca y contaminación industrial, incluyendo aquellos que afectan a una masiva cantidad de vehículos.

Nuestros técnicos se sirven de técnicas PDR y microcirugías de pintura para lograr reparaciones de resultado irreprochable y reducir al mínimo los plazos y el trastorno de los clientes.

Trabajamos a un alto ritmo para lograr que nuestra sede en EE.UU. esté plenamente operativa cuando lleguen los meses en que el riesgo de tormentas de granizo se multiplica. La oficina de Lever Touch, localizada en Miami, podrá ofrecer soluciones a la alta siniestralidad causada por el fenómeno en amplias zonas del país y reparar las abolladuras de miles de vehículos.

Desarrollamos la eficiencia de nuestros recursos impulsando la capilaridad a escala paneuropea. Nuestro conocimiento es resultado del trabajo propio, pero también de la comunicación con socios, clientes y empleados, y del aprovechamiento de todos los cauces para mantener a la empresa permeable a las innovaciones y dispuesta a incorporar ideas que mejoren nuestro servicio.

Estudiamos, por último, la implantación de paquetes de servicios que sirvan a los propietarios de vehículos como blindaje frente a cualquier siniestro de tipo meteorológico. Las reparaciones de la carrocería deben ser rápidas y eficaces, minimizando las molestias que genera la reparación de un siniestro, y aportando las técnicas más novedosas y menos invasivas a fin de mantener, en la mayor medida posible, las condiciones originales del fabricante.

Lever Touch encara así, atendiendo a diversas áreas y cubriendo todas las situaciones de riesgo, un año 2018 en que la prudencia y la previsión respecto a la meteorología resultan, con toda probabilidad, más necesarias que nunca.

 

Recent Posts

Leave a Comment

Lever Touch: strategic partner for fleetsLever Touch saving time