Take care of your car body in summer

6 consejos para cuidar la carrocería en verano

Por qué debes cuidar la carrocería de tu coche en verano:

Con el verano empezando y algún largo viaje por carretera en perspectiva, lo más habitual es prestar atención a la mecánica y los neumáticos de nuestro automóvil. Raramente pensamos en los cuidados de su carrocería, y es un error.

En primer lugar, porque una carrocería de aspecto impecable no solo mantiene la buena estética de nuestro vehículo, sino también su valor de mercado. Y en segundo lugar, porque cualquier desperfecto en la chapa, por pequeño que sea, puede derivar en daños severos a medio o largo plazo.
Durante los meses de calor, el exterior de nuestro coche queda expuesto al sol, el salitre, los insectos, los excrementos de ave y otros agentes realmente dañinos. Es muy recomendable cuidar la carrocería durante el verano, y hacerlo bien no resulta particularmente laborioso.

Cómo cuidar la carrocería del coche:

Basta con tener en cuenta algunos consejos básicos.
6 consejos para cuidar la carrocería en verano 1

1. Evita aparcar el coche al sol

Aunque las pinturas de los vehículos son cada vez más resistentes, se deterioran y pierden su brillo e intensidad originales. Uno de los factores que acelera ese deterioro es la exposición prolongada a los rayos del sol. En la medida de lo posible, aparca tu automóvil en zonas interiores o de sombra, y cubre su carrocería con una lona si no tienes otra opción.

6 consejos para cuidar la carrocería en verano 2

2. Extrema el cuidado con la arena

En verano, resulta casi inevitable que la arena de la playa acabe llegando a la carrocería del coche. Retirarla no es difícil, pero hay que ser muy cuidadosos al hacerlo porque el riesgo de arañar la chapa es alto.

6 consejos para cuidar la carrocería en verano 3

3. Un lavado frecuente elimina el salitre y beneficia a la carrocería

El salitre es un elemento muy corrosivo; una amenaza seria para la pintura del vehículo si circulamos con frecuencia por la costa. Lavando el coche semanalmente (mejor de forma manual, y secándolo con bayeta y a la sombra) eliminarás sus restos y evitarás futuros problemas.

6 consejos para cuidar la carrocería en verano 4

4. No dejes que insectos y excrementos permanezcan mucho tiempo sobre la pintura

Montones de mosquitos y pequeños insectos se incrustarán en tu carrocería, y no pocas aves la ensuciarán con sus excrementos. A eso hay que sumarle las resinas de los árboles, las partículas de polvo industrial y los fragmentos de alquitrán, entre otros muchos restos que acumulará tu carrocería en verano. Cuanto más tiempo dejes pasar sin retirarlos, mayores son las probabilidades de que la corrosión termine afectando a la pintura y al metal.

6 consejos para cuidar la carrocería en verano 5

5. Utiliza un protector nanocerámico

La tecnología nanocerámica ha puesto en el mercado productos que protegen la carrocería frente a arañazos, excrementos de pájaro, rayos solares y ciertos elementos químicos. Repelen el agua con facilidad y ayudan a mantener el brillo de la pintura, por lo que resultan una opción interesante.

6 consejos para cuidar la carrocería en verano 6

6. Repara rápidamente cualquier desperfecto de la chapa

Los arañazos, golpes y abolladuras que rompen la pintura del vehículo dejan la carrocería expuesta a la oxidación y la corrosión. Un leve desperfecto en la chapa que no se trate a tiempo puede convertirse en un problema grave a medio plazo, y obligar a un gasto de reparación que debería haber sido mucho menor. Es esencial actuar con rapidez frente a cualquier daño, por pequeño que sea.

¿Y si, a pesar de todas las precauciones, la carrocería sufre daños?

Como es evidente, los consejos y las buenas prácticas sirven para reducir los riesgos, pero no para eliminarlos del todo. Siempre es posible que un percance afecte a nuestro coche, o sufrir  abolladuras por una tormenta de granizo inesperada. Cuando eso ocurra, los técnicos de Lever Touch aplicarán el tratamiento más adecuado al caso.
Si la pintura del automóvil no ha resultado dañada, el panel recuperará su aspecto original en un plazo de tiempo mínimo gracias a la técnica PDR, sin que la garantía del fabricante resulte afectada. Y si ese daño ha existido sobre una zona relativamente pequeña, las smart repairs (spot repairs, en caso de que el área perjudicada sea mínima) darán solución al problema sin necesidad de desmontar la pieza.